Saltar la navegación

La representación de las mujeres y el contexto social

Desde hace varias décadas, se ha realizado un análisis de las relaciones entre las modelos y los pintores de los siglos XIX y XX. Este muestra que, en contraste a la belleza y armonía que esas imágenes presentaban, la realidad social que acompañaba a la mayoría de las modelos -despreciadas por la sociedad e identificadas en muchos casos como prostitutas por mostrar su cuerpo desnudo- provenían de clases sociales empobrecidas, en una época en la que el desarrollo industrial y la migración del campo a la ciudad dejaba a muchos sectores de la población española en la carestía económica y ensanchaba la desigualdad social.

Entre estos análisis, hemos elegido algunos párrafos de un texto para que, en clase de historia o filosofía, puedas realizar una mirada sistémica -desde el contexto material, cultural y social- de las vidas que se ocultan tras la belleza de las modelos.

Hemos seleccionado un fragmento de Julia Fiore, autora del texto “La sórdida verdad de las bailarinas de Degas”. En él, escribe sobre las modelos de Edgar Degas, el pintor conocido por sus obras sobre bailarinas:

Estas relaciones siempre implicaban una dinámica de poder desequilibrada. Las jóvenes integrantes del cuerpo de ballet ingresaban en la academia siendo niñas. Muchas de estas bailarinas en formación, llamadas burlonamente "petits rats" (pequeñas ratas), procedían de clases trabajadoras o empobrecidas. A menudo se unían al ballet para mantener a sus familias, trabajando duramente seis días a la semana.

Para captar el físico y la disciplina de las bailarinas, Degas exigía a sus modelos que posaran durante horas, soportando una incomodidad insoportable mientras mantenían sus posturas contorsionadas. Quería captar a sus "pequeñas monas", como las llamaba, "rompiéndose las articulaciones" en la barra. "Tal vez he considerado con demasiada frecuencia a la mujer como un animal", dijo una vez al pintor Pierre-Georges Jeanniot en un momento de reveladora honestidad.

Aunque es posible admirar a las bailarinas de Degas desde un punto de vista formal, esta apreciación restrictiva ignora el maltrato que sufrieron estas desgraciadas niñas. Una mirada más atenta a estas obras muestra cómo el pintor traspasó el artificio kitsch del ballet, descubriendo un entorno de miseria, penurias y belleza en estado crudo...

Traducción de Marian López Fernández-Cao

Debate en pequeños grupos

Duración:
30 minutos
Agrupamiento:
3-4 estudiantes

Arte y vida están muy relacionadas y las obras de las y los artistas reflejan no solo su entorno, sino la postura que toman ante ese entorno. Del mismo modo que en la actividad anterior mostrábamos cómo Picasso se posiciona ante la guerra, en este apartado te animamos a que hagas un trabajo en grupo sobre algunas de las obras más conocidas sobre mujeres que han sido representadas en el arte español:

  • ¿De dónde procedían? 
  • ¿Habla la obra de sí mismas y sus condiciones?
  • ¿Desde qué punto de vista están realizadas?  
  • ¿Cuál era la realidad de las mujeres empobrecidas en España a finales de s. XIX y hasta bien avanzado el s. XX?
  • ¿Cómo se posiciona el artista ante esta realidad? ¿Se implica?

Análisis

Duración:
60 minutos
Agrupamiento:
2-3 estudiantes

Te proponemos tres obras que muestran la realidad de algunas de estas mujeres que posaban como modelos y cómo distintos artistas se han posicionado desde posturas muy dispares, incluido nuestro autor, Picasso. Busca el origen y circunstancias de las mujeres representadas y reflexiona sobre cómo las representa el autor:

Te animamos a que complementes su análisis estudiando los índices de pobreza y desigualdad en España entre 1890 y 1910, cómo afectaba a las mujeres trabajadoras y qué relación tiene con las obras propuestas.

Creado con eXeLearning (Ventana nueva)

Ministerio de Educación y Formación ProfesionalINTEF