Saltar la navegación

Leemos y hablamos sobre Literatura

Leer y compartir

Hemos hablado ya sobre qué entendemos por ser romántico y realista desde nuestra propia experiencia, pero ahora vamos a comprobar cómo entendían este concepto los escritores románticos y realistas del siglo XIX.

Biblioteca
Irene Gonzalez. leer ayer y hoy (CC BY-SA)

En esta secuencia vamos a acercarnos a la literatura de esta época para conocer cómo sentían y pensaban los escritores románticos y realistas y relacionarlos con nuestra manera de sentir y entender la vida, el amor, la sociedad... Seguramente nos daremos cuenta de que no somos tan distintos. Ciertos sentimientos y preocupaciones del ser humano perviven en todos los tiempos con formas un poco diferentes.

Leeremos y compartiremos nuestras sensaciones, sentimientos y opiniones en torno a lo leído para acabar haciendo una tertulia literaria. Los textos que vamos a leer (en algunos casos fragmentos) están recogidos también en la Antología que hemos creado para el proyecto en ella encontraremos también más textos similares que os animamos a leer por puro placer. 

Según vamos leyendo debemos ir seleccionando también los textos o fragmentos que más nos gusten y queramos, al final del proyecto, preservar para el futuro en nuestra cápsula del tiempo. Los podemos ir guardando en nuestro Portafolio.

Estos son los objetivos de aprendizaje de esta secuencia, y para valorar el trabajo realizado utilizaremos la herramienta de Evaluación de la tertulia literaria (descargar documento en formato editable odt y pdf).

Objetivos:

  • Leer algunos textos y fragmentos de textos representativos de la literatura romántica y realista.
  • Interpretar los textos literarios y relacionarlos con nuestra experiencia vital.
  • Compartir en una tertulia literaria nuestras opiniones y sensaciones sobre los textos leídos.
  • Escuchar y respetar las intervenciones de nuestros compañeros/as.  
  • Reflexionar sobre la situación de la mujer en el siglo XIX y compararla con la actual. 

El artista del mundo romántico...

Vamos a entrar en el mundo de los autores románticos leyendo un texto de Gustavo Adolfo Bécquer. Seguramente este autor os suena y seguro que habréis leído algo de él en cursos anteriores.

Escritor
janrye. Escritor (CC0)

Bécquer escribió especialmente poesía pero también es famoso por sus Leyendas. ¿Sabéis qué es una leyenda? ¿Conocéis alguna? 

Vamos a leer una de sus leyendas más famosas y a partir de ella compartiremos nuestras sensaciones. acerca de este mundo romántico. Su título es “El rayo de luna”. Seguro que la palabra "luna" ya nos va sugiriendo algo... 

Inmersos en el misterio

Entramos en la leyenda (que también podéis encontrar en la Antología) y comenzamos a leer. Podéis hacer click en el reproductor para acompañar la lectura con una música romántica.

Vamos a leer el texto hasta la frase “… pero al llegar se detiene”. Ahí pararemos un momento como se nos indica en el propio texto. Haremos esa pequeña parada de 3 minutos inmersos en el misterio…, el suspense… e imaginamos el final de la historia contestando a las preguntas que se nos plantean: ¿la encontrará? ¿qué pasará? ¿cómo reaccionará ella? ¿cómo será? Lo comentamos en el equipo y luego lo compartimos en gran grupo. ¿Qué finales hemos imaginado? Seguido, volveremos al texto y terminaremos de leer la historia. ¿Qué ha ocurrido? ¿Se parece en algo a nuestros finales? ¿Os imaginabais que acabaría así?

Vamos a pensar un poco sobre la historia que acabamos de leer y compartir nuestra experiencia de lectura: ¿qué nos sugiere? En equipos nos ayudamos de la plantilla de lectura (descargar documento en formato editable odt y pdf) para compartir nuestras sensaciones. Luego lo comentaremos en el gran grupo.

Fijaos también en esta rima del propio Bécquer "Cendal flotante de leve bruma..." y en el poema "En los ecos del órgano o en el rumor del viento..." de Rosalía de Castro, otra poetisa romántica. Aquí, en forma de poema, parece que ambos nos quieren expresar lo mismo que la leyenda ¿no?

Comparando estereotipos románticos

Manrique es un ejemplo de hombre/héroe romántico. ¿Cómo lo describiríamos ? ¿Está loco? ¿Entendemos su idea del amor? ¿Nos sentimos identificado con él? Podríamos decir que es "el soñador". Pero podemos encontrar otros modelos románticos un poco distintos.

Leemos de nuevo la descripción de Manrique, la Canción del Pirata de Espronceda (la podemos escuchar también en versión rap) , y el fragmento de Don Juan Tenorio donde el protagonista se describe a sí mismo.

Según lo vamos leyendo apuntamos en la plantilla (descargar documento en formato editable odt y pdf) las palabras que mejor definen a cada personaje/autor y las sensaciones que nos producen.

¿Estos estereotipos perviven en la actualidad? A veces oímos decir de alguien que es "un don juan" ¿Qué significa? La imagen del pirata también la vemos a menudo en la actualidad, en películas, canciones... ¿Y los soñadores idealistas como Manrique? ¿Existen hoy en día? ¿Nos sentimos identificados con alguno de ellos? La literatura de cualquier época, a menudo, habla de nuestra propia vida, de nuestras preocupaciones y deseos. Esa es su grandeza.

El romanticismo en pocas palabras

Para terminar, revisamos las dos plantillas y, con las palabras más significativas que hayan ido saliendo en el equipo, podemos crear nuestra "Nube de palabras románticas". Para ello podemos utilizar la aplicación digital Tagul (consultar la ayuda para usarla) o hacerlo en una cartulina, a modo de collage.

Los vaivenes del amor romántico

    Uno de los temas fundamentales en el romanticismo es el amor. Bécquer, Espronceda, Zorrilla... todos escribieron sobre el amor. A Bécquer, de hecho, se le suele llamar el poeta del amor. Sus Rimas son muy famosas y seguro que conocéis algunas de ellas. Incluso las habéis leído estando enamorados. Pero también las mujeres hablaban de amor, por ejemplo, Rosalía de Castro. ¿Cómo vivían los románticos el amor? ¿Cómo lo vivimos nosotros?

    Corazón

    zuarte bolsas. Amor (CC BY-SA)

    Leemos primero la rima de Bécquer "Yo soy ardiente, yo soy morena..." que parece definir qué era el amor para él, o más bien el amor imposible. Nos puede parecer absurdo buscar un amor que no existe, que no podemos vivir, pero… quizás en la realidad no sea tan extraño, tal vez ocurre más a menudo de lo que quisiéramos.

    Como podéis imaginar, con este concepto del amor, lo más probable es que para Bécquer la experiencia amorosa no fuera muy satisfactoria. Vamos a leer varias Rimas (las podéis encontrar también, junto con algunas otras, en la Antología) en las que habla de ello.  

    Como veremos, el poeta va pasando por momentos diferentes del amor. Después de leer las rimas trataremos de identificar cómo  se siente el poeta en cada una de ellas. Pensad si vosotros habéis experimentado alguna vez esa misma sensación. Os proponemos leerlas con una música romántica como fondo.

    Entramos en la Plantilla para la lectura de las rimas (descargar documento en formato editable odt y pdf)  Escribimos los sentimientos que nos sugiere cada rima y hacemos un dibujo o buscamos una imagen que lo represente. ¿Nos hemos sentido así alguna vez? ¿El poeta expresa bien los sentimientos amorosos? ¿Así vivimos el amor?

    Lo compartimos en el equipo y luego lo ponemos en común en gran grupo.

    Retratando la realidad

    En la segunda mitad del siglo XIX los escritores realistas estaban interesados en retratar la realidad. Como si de un reportero se tratara, con una cámara al hombro, trataban de registrar lo que veían, lo que oían, lo que pasaba a su alrededor...

    Vamos a leer ahora algunos textos de autores realistas y comprobaremos si nos parecen diferentes de los románticos. Nos fijaremos también en esa realidad que plasman ¿se parece a la nuestra? ¿es muy diferente?

    Reportero
    José Ángel Fotografía. Reportero (CC BY)

    Estos textos son fragmentos de tres novelas de la época; están también recogidos en la Antología junto con otros fragmentos y un resumen del argumento de cada obra que nos ayudará a entenderlos mejor.

    Leemos y comentamos

    Leemos los textos y, en equipo, vamos rellenando la Plantilla para la lectura de los textos realistas  (descargar el documento en formato editable odt y en pdf) y comentando lo que  nos llama más la atención de cada uno. 

    Comparamos: realistas versus románticos

    Vaya cambio ¿no? Los autores realistas, a diferencia de los románticos, se centran en la realidad. Les interesa observarla, analizarla, describirla, a menudo con sentido crítico, y también cambiarla, pero lo hacen de una forma, como no podía ser de otro modo, más realista, más probable. No huyen, ni chocan con ella. La afrontan para, desde ahí, darla a conocer y transformarla.

    Los propios autores realistas, como Juan Valera en un fragmento de su novela Pepita Jiménez, hacen alusión a sus diferencias con los autores románticos. El narrador cuenta aquí el encuentro entre dos amantes después de mucho tiempo y muchas dificultades (Pepita y Don Luis) y seguidamente juega con la idea de... ¿cómo habrían contado eso mismo los autores románticos? Leemos el texto y subrayamos esas diferencias.

    Juguemos nosotros/as también un poco. Pensemos en el Texto 2, en el que se cuenta el reencuentro de Juanito de la Cruz con Fortunata, su amante, después de haberla buscado durante mucho tiempo. ¿Se parece en algo a la búsqueda de Manrique en el Rayo de Luna? ¿Se parece al amor romántico que hemos visto anteriormente? ¿Hubiera sido igual si lo hubiera contado Espronceda o Bécquer? ¿Qué cambiaría... en los personajes, el espacio, el ambiente, la acción,  el lenguaje...? Lo comentamos en el equipo ayudándonos de la Plantilla de Comparación: realistas versus románticos (descargar el documento en formato editable odt y en pdf).

    Ahora ponemos en común, en gran grupo, los resultados de las dos plantillas con las que que hemos trabajado.

    El realismo en pocas palabras

    Por último, a partir de las sensaciones que nos han producido los textos y usando las palabras clave que hemos ido apuntando en la plantilla vamos a crear también nuestra Nube de palabras realistas. Trabajamos en equipo y usamos la misma aplicación digital Tagul (consultar la ayuda para usarla) que hemos usado anteriormente o lo hacemos en una cartulina, a modo de collage.

    ¿Se parecen en algo a nuestras nubes románticas?

    Podemos publicarlas, o imprimirlas y pegarlas en las paredes de la clase junto con las que hemos hecho anteriormente.

    La tertulia literaria: compartiendo lecturas

    Duración:
    2 sesiones
    Grupo clase
    Grupo clase

    Cuando leemos un texto que nos gusta nos apetece hablar sobre él, comentarlo con alguien, compartir lo que más nos ha gustado... En definitiva, esto es lo que se hace en una tertulia: compartir nuestra experiencia lectora. En este caso leeremos un cuento de la escritora Emilia Pardo Bazán, titulado El indulto y haremos una tertulia sobre él.

    Pardo Bazán era una escritora realista y en este cuento trata sobre la situación de la mujer en su época. Ya hemos ido conociendo en los textos anteriores cómo veían a la mujer los autores románticos y los realistas (el amor imposible de Manrique, el Don Juan conquistador, el amor entre Fortunata y Juanito de la Cruz, la estrategia de casamiento de las tías de Ana en la Regenta... ), y cómo entendían el amor y las relaciones hombre/mujer los unos y los otros, pero ahora lo haremos de la mano de esta gran escritora. ¿Tendrá  Pardo Bazán, al ser mujer, una visión diferente que sus propios contemporáneos...?  Vamos a descubrirlo leyendo su cuento.

    Al leer un texto cada persona hace su propia lectura y se fija en aspectos diferentes, quizás porque conectan con sus vivencias, sentimientos, preocupaciones... Por eso, en primer lugar, leemos el cuento individualmente, intentando comprender su sentido, y marcamos esas ideas, esas frases que nos tocan especialmente. Después vamos a enriquecer nuestra experiencia lectora participando en una tertulia literaria para contrastar nuestras impresiones con las de nuestros compañeros y compañeras. Ya sabemos lo que es una tertulia literaria porque hicimos una en el REA "Historias de ayer para gente de hoy".

    Women's collage
    carmichaellibrary. Women's History Month Collage (CC BY)

    Como ya sabemos, la tertulia literaria es una actividad en la que las personas se reúnen para habar y comentar un clásico de la Literatura Universal. En la tertulia no hay alguien que impone su opinión o su visión de la obra a los demás participantes. Todos podemos opinar y expresar qué es lo que nos ha llamado la atención del texto leído, qué es lo que nos ha emocionado, qué relación tiene con nuestra vida… En una tertulia literaria se reflexiona sobre lo que la obra le dice a cada lector y lectora, por eso todas las participaciones son importantes. Recordamos sus normas (descargar documento en formato editable odt y pdf)

     La teoría es sencilla pero lo más interesante es la práctica, así que tomamos las primeras decisiones y... a leer.

    La participación en la tertulia será evaluada mediante la hoja de observación de una tertulia literaria (descargar documento en formato editable odt y pdf)). Por su parte, el acta de la tertulia formará parte del portafolio. 

    Como ya habremos comprobado, el texto pone de manifiesto la situación de la mujer en aquella época y, como hemos visto, conecta con muchas de las preocupaciones actuales de las mujeres. Es relevante constatar que ya a finales del siglo XIX autoras como Pardo Bazán recogían tan lúcidamente las reivindicaciones feministas.

    Pero no solo Pardo Bazán, también Rosalía de Castro y otras autoras tanto románticas como realistas hacen análisis muy progresistas sobre el papel de la mujer en su época y la necesidad de cambio que ya se perfilaba.

    Para saber más sobre el tema podemos entrar en la Antología , en la página de Rosalía de Castro y de Emilia Pardo Bazán para ver otros textos literarios relacionados con el tema y algunas de sus opiniones al respecto.

    Pensar para aprender: completo el semáforo de mi aprendizaje

    Para aprender es importante pensar sobre lo hecho. Por ello, al acabar cada secuencia de aprendizaje es importante aclarar qué emociones o sensaciones nos ha despertado, qué dificultades hemos encontrado, qué hemos aprendido, qué podemos cambiar... Así que, antes de empezar otra secuencia del proyecto, terminaremos haciendo una reflexión sobre lo trabajado en los últimos días.

    Luces de semáforo
    Sulox32. Semáforo (Dominio público)
    Vamos a utilizar la segunda versión del  “Semáforo de de mi aprendizaje”. Utilizaremos la plantilla (descargar documento en formato editable odt y en pdf) que hemos preparado para anotar los resultados de nuestra reflexión de manera individual, y la guardaremos, con nuestro nombre, en el apartado individual del portafolio de grupo. Esta reflexión debe servir para:
    • Aclarar los puntos fuertes de nuestro trabajo.
    • Resolver las dudas sobre nuestro trabajo.
    • Reconocer los elementos que han resultado más complicados.